La Casota

La casa se desplanta en un terreno de 300 m2 y cuenta con una superficie de 288 m2.El partido arquitectónico es en forma de “L” conformando un patio lateral con el que se organizan los espacios interiores. Con esta estrategia proyectual, las habitaciones, sala, comedor y estudio, se iluminan y ventilan a este patio. Este mirar al patio genera una casa cerrada en la fachada ya que se decide abrirse al patio lateral y generar vistas más atractivas.

En el interior, el espacio más significativo lo genera el muro de concreto aparente de 7 metros de altura al lado de la escalera, coronada en la parte superior con un domo de vidrio que baña a el muro. La techumbre de la sala a doble altura, genera un ambiente industrial al estar construido con metalosa aislada, vigas IPR y polineria aparente, siguiendo las líneas de las juntas del muro de concreto. Se buscó evitar el excesivo uso de luz artificial, instalando un gran ventanal hacia el patio lateral y prescindiendo de muros divisorios en la planta baja. En cuanto a la calefacción, se utiliza un sistema con radiadores hidrónicos de aluminio sujetos a la pared que emiten un calor constante que no reseca el ambiente el cual es bastante seguro para los niños pequeños.

Bajo la ideología de la honestidad constructiva, la casa no trata aparentar algo que no es, por lo que los materiales y sistemas constructivos se muestran tal cual. Muros de concreto portantes, cantera laminada instalada de tal manera que sea evidente el enchape mediante juntas toscanas, pisos de porcelanato, duela laminada natural, vigas metálicas que funcionan estructuralmente, escalera de madera solida, etc.

 

Proyecto: Urbánika / Oscar Chávez, Federico Campos

Fecha de proyecto: 2006

Fecha de construcción: 2007/08 / 2015

Ubicación: Chihuahua, Chihuahua. México

Fotografía: Archivo Urbánika