Web II.jpg

Ron Mueck, París

La Fondation Cartier en París, enfocada a arte contemporáneo, montó una exposición en Abril para mostrar obra nueva de Ron Mueck (1958, Australia). Predeciblemente, el museo extendió el periodo del montaje del 16 de abril al 29 de septiembre hasta el 27 de octubre de 2013. Un éxito rotundo, tanto por la popularidad de Mueck como por ser el retorno a la fundación Cartier 8 años después de la aclamada exposición del 2005. Mueck preparó tres piezas nuevas, especificas para esta exhibición (9 en total), además de una película Still Life: Ron Mueck at Work, dirigida por el fotógrafo francés Gautier Deblonde. 

En la obra reciente de Mueck, la cualidad hyperealista de sus esculturas pasa a un plano secundario. Sus tres trabajos nuevos reflejan una profundidad mayor, un subtema cada una. Woman with shopping(113x46x30 cm), plasma a una mujer que carga un par de bolsas de supermercado. Más que eso, carga un bebé en su abrigo. El detalle de la pieza nos hace sumergirnos en la vida del personaje, ponernos en su lugar. Es difícil imaginarnos tomando el rol de una deidad mitológica. Esta escena, podemos reconocerla si no es que nos vemos a nosotros mismos en ella.

Young Couple (89x43x23 cm) son una pareja en medio de lo que parece ser un argumento. Libre a la interpretación del espectador, al recorrer la pieza, son los detalles (de nuevo no los hyperealistas) como la unión entre las manos, la fuerza del contacto entre ellos y las miradas lo que hace a la escultura. Una escena del día a día que invita a ver más allá. ¿Afecto, protección o violencia? Todo en una pieza pequeña. 

La obra de mayor dimensión, que ocupa por sí sola el ala izquierda del nivel de acceso, y es visible desde el Boulevard RaspailCouple under an umbrella (300x400x350 cm), es una pieza central en la película de Gautier Deblonde. Una pareja mayor, en contraste a los de Young Couple, con un adulto mayor recostado sobre las piernas de una mujer, aparentemente de su misma edad. De nuevo una escena casi banal, pero tras la profundidad de las piezas anteriores, nos hace cuestionarnos la relación entre los personajes, el tiempo, la expresión no verbal, emitida por una escultura. Detalles aparecen como pistas, tal vez importantes o solamente hechos irrelevantes, abiertos a lectura individual.

Finalmente, la película. Un retrato más de labor y pasión, de proceso lento y detallado dentro de un taller Londinense que de la persona de Mueck. Casi una secuencia de fotografías por Deblonde, animadas por sonido de televisión. Poco dialogo entre Mueck y sus dos jóvenes asistentes, que se ven haciendo moldes, zapatos, cortando cabello. Una rara entrada al proceso de elaboración, que sorprende por el tiempo no solo aplicado al detalle, sino al bocetaje, maquetas, expresiones, proporciones, ensamblajes, profundidad temática. Conocer parte del proceso permite ver de manera fresca las esculturas de Mueck, recorrerlas, sorprendernos, reconocernos. 


Federico Campos / 2013